Bajar la cabeza y vencer el miedo a caer

IMG_0975

Pararte sobre tu mat es una forma de enfrentar tus miedos, tus limitaciones físicas y mentales, y sobre todo, tratar de disfrutar en el intento. Nada fácil, al menos para mí no lo ha sido.

Sólo hacer la postura Tadasana (Pose de la Montaña) implica un esfuerzo físico sostenido: Estirar la espalda, bajar los hombros, meter las costillas (las mias sobresalen hasta debajo de un sweater), mantener el abdomen contraído, pies juntos, brazos y piernas firmes. Todo esto mientras tratas de respirar establemente.

Esto solo por nombrar una de las poses mas básicas y fundamentales en cualquier práctica, desde una para principiante hasta una avanzada.

Ahora imagina invertir el orden y que ahora tu cabeza esté en el piso. Las llamadas poses de inversiones. Para mi fue años de aprendizaje, de entrenar mi torso, mis brazos y el cuello a soportar el peso de mis piernas levantadas hacia arriba. Lo mas difícil, aquietar y entrenar a mi mente para dejar de tener miedo a caer.

Millones de pensamientos pasaron durante esos más de 3 años de intentos por levantar las rodillas del piso. Entre ellos, me voy a caer y más nunca podré practicar yoga, o me voy a desnucar. Afortunadamente, ese pensamiento lo modifiqué (poco a poco) por creo en mí, esta vez sí podré. Ademas, repasaba en mi cabeza cómo debía estar alineado mi cuerpo para poder llegar a la pose de manera segura y evitar lesiones.

Aún estoy aprendiendo a hacer inversiones, a veces ni siquiera puedo lograrlo, pero sigo, intendo cada dia un poco más, pero con cuidado sin sobre exigirle a mi cuerpo. Cuéntame que poses se te han hecho mas difíciles en tu práctica.

Leave a Reply